Esta noche podría escribir los versos más tristes,
Podría escribir que hoy se ha creado un mar completamente nuevo
hecho de lágrimas mías y decir que mi rabia produce olas fuertes ,
mientras en la oscuridad, lentamente desaparece mi vida,….
Pero ,..
No, no los escribiré,
Voy a escribir los versos felices,
Esperando que así el Universo te
devuelva a mis brazos, a mis días, a mis horas,
a mis horas lentas, aburridas, para que tú
pudieras hacerlos perfectos.
Voy a reír, voy a reír fuerte,
mí sonrisa iluminará como el sol ilicitano en pleno mes de julio,
para que en las lejanías,
tú pudieras oírme.
Voy a soñar, voy a cerrar los ojos,
voy a imaginarte que estás aquí
para poder atraerte por la ley de la atracción, ya que dicen que funciona.
Voy a seguir soñando que todavía duermes a mi lado,
pensaré que esto lo que hace ruido no es el trueno,
sino que tú estás roncando como lo solías hacer siempre, aunque lo negabas.
Voy a escribirte cartas y poemas y guardártelos,
para que cuando vuelvas no tenga que pensar con qué cosa te podría sorprender.
Que yo soy virgo y me gusta preparar las cosas antes
para que pudiera dormirme más tranquila.
Voy a hacernos planes y prepararnos viajes,
seguir comprándote regalitos,
buscar películas buenas,
para que cuando vuelvas,
todo siga como el mar sereno,
como si no nos hubiéramos separado nunca.
Voy a ponerme guapa todos los días,
para que no se me pierda la costumbre,
cuando la ley de la atracción
comienza a tener efecto.
Una vez más te digo, que soñaré que estás aquí,
No voy a decir que fingiré, no, yo soñare,
Yo volaré, yo te querré,
porque una vez te prometí
que nunca te echaría de mi vida.
Yo te cuidaré, también te lo he prometido,
Y lo hago súper bien,
porque desde que te has ido
no he dejado de rezar por ti,
ni tampoco ha pasado un solo momento
en el que no me había preguntado si tenías frío,
o si te dolía algo, si necesitabas una paliza
para que se te pasaran las heridas, ya que sabes
que en nuestro idioma tontolino,
las palizas significan besos.
No, esta noche no voy a escribir los versos tristes, no, no,
porque algo me dice que mañana amanecerás en mis brazos,
que mañana te daré tus poemas y tus cartas,
que mañana roncarás y que no me dejarás dormir tú
y no este trueno y esta tormenta que intentan cortarme mis pensamientos,
pero hasta ahora yo voy ganando porque soy una cabezota.
Mañana veremos la peli que he encontrado, a las nueve de la noche, como siempre,
mañana harás que mis horas lentas, aburridas e insignificantes
sean los momentos más felices de mi vida, de nuestras vidas.
Solamente por estas razones yo no voy a escribir los versos tristes,
Y no voy a decir que la vida es fea, porque no lo es,
porque todavía en este mundo habita la persona más especial, la más radiante y la más bonita.
Me estoy riendo ahora, muy fuerte, muy fuertemente,
Porque yo sé la verdad,
Y no me preguntes como la sé,
Porque no te lo diré,
Llena de amor y de vida,
Ilusionada como una niña,
Igual que en la noche en la que te conocí,
Me estoy riendo tan sinceramente,
para que en las lejanías,
tú puedas oírme.