Cuando te acercas

Te acercas demasiado,
aproximación que ciega,
mi cuerpo tiembla, se estremece,
me quedo quieta,
y el tornado crece.

Dentro de mí gira,
arranca mi vergüenza,
se mezcla con deseo,
si más te acercas,
creo que muero.

Ni respiro, ni pienso,
tu piel está demasiado cerca,
solo tu voz escucho,
lo demás no parece estar,
al lado nuestra.

Me ciegas, no escucho,
ni respiro, y solo tiemblo,
y si te miro,
desaparece el mundo.
Y entonces, solo entonces,
somos dos que quedan solos.

Y justo ahí, ahí en ese momento,
si más te acercas,
te beso y muero.

¿Cómo puede ser?
Que ni siquiera me rozas,
y hasta el corazón me tocas,
acaricias toda mi piel
y me vuelves loca.

Aún así, sigue acercándote a mi,
que prefiero vivir muriendo,
muriéndome loca por ti.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas