COVID19

Aquí, en el cajón adosado,
ante el atardecer
y los colmillos afilados del tiempo,
en estadio de prisionero
o de triste desempleado:
alimento la esperanza.

El mundo añora el alba.
La obsesión por la victoria
recrudece la prevención
no hay día en nuestro día
que el COVID no ensombrezca;
el enemigo acecha,
el enemigo nos asfixia
en la sima más oscura.

El estado de sitio durará
hasta abatir al rival,
mientras, la vida se torna tiempo:
memoria de los inicios
olvido del final.

No a los ecos homéricos aquí,
sólo la calma y la paz
amurallan el futuro.
Fuera los ecos homéricos…
somos audacia, somos valor
y esta vida plena
acoge una estrella cercana.

19-3-2020

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas