No te des por vencido
Ni aun vencido
Ni aunque tu cabeza repose
En casa del enemigo.

Y encuentro belleza
en el hondo sollozo

Y me encuentro floreciente
Aunque sea de cardos

Que conforman mi corona
Que sangra tintes azules
Que sangra y tiñe mi sonrisa
Mistificando el sufrimiento

Y cada reencuentro
Tan solo es una espina mas para mi estola.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS