El condicional es romántico
el pasado ya es todo nostalgia
imperativo: violento atractivo
el futuro una excusa barata

“ayer te amé como un loco
si vuelves -porque te has ido-
avísame. Te escribiré pronto,
estaré andando lejos del ruido

presente, insignificante eterno,
pero el pretérito mejor imperfecto
ya que si es perfecto es tan cobarde…
y el tiempo es verbo envenenado

“te amo y aunque lo olvidaras
que sepas que te hubiera seguido,
en el instante adecuado,
hasta el puto infierno, aunque ardiera”

si el tiempo, solo el tiempo,
sin sus tentáculos verbales,
sin trucos ni exhibiciones,
por una vez, me hubiera parado

Photo by Kelly Evans on Unsplash

0