Confinado en mi paranoia. Prueba II.

Existiendo confinado en mi paranoia
bailando a solas bajo su brillo blanco
dejé caer el polvo interestelar, sin luna
bajo la soledad más oscura y fría.
Sólo me embauca el color de tus rincones
y así salgo de mi ensimismamiento.
He perdido la conciencia de mi, otra vez
paseando por caminos que no estaban presentes
solo así he tenido la sensación de existencia.
La sombra de tu fresno me ha acariciado.
Cuando no he estado en tu Natura
vivía sentado en un umbral sucio
esperando he sobrevivido hasta respirar tu vuelta
ahora existo espectante
me alimenta tu nueva presencia divina.
Si una jornada se hacía apacible
anaranjados horizontes me consumían
combustible limpio de blancas alas me llevan
hasta el lugar donde quisiera renacer de nuevo.
Cuando mi canto triste se cure
será que me bañé en tus paisajes
clavé mi mirada en tu espalda
y dejé mis huellas tras tus pasos.
Cuando mis huesos húmedos
vuelvan a brillar en su esplendor
será que sonrío a la música que percibo
qué siento tu palabra clavada en mi.
Si salgo de este atragamiento existencial
me dejaré caer en tu dulce amanecer en silencio
resucitará el ritmo agitado de mi bomba
qué expandirá por mis venas mágicas y coloridas aladas.
Ya estoy cerca de salir del color gris
ya siento el azul y el verde tronar
ya despierto de este mal sueño largo
ya sé dónde puedo volver a vivir mañana.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas