Condenados

Vaya hostia me acabo de llevar,
menudo moratonazo,
¡Ay, qué dolor más grande!
Y ya van ni se sabe…
Vivimos atolondrados,
ratones enjaulados,
corremos pero no avanzamos,
estamos atrapados,
presas de las apariencias,
muy malas compañías,
amistades peligrosas.
En el laberinto quedamos,
o morimos en vida,
vagando sin sentido,
buscando morder carne viva,
o somos devorados,
cruelmente asesinados.
¿Vaya infierno de mierda, no?
¿Cómo saldremos de ésta?
Ya sabemos que algún día,
por uno u otro motivo,
enmudeceremos sin más,
abrazando la oscuridad.
Entretanto viviremos,
disfrutando y disfrutando,
lo más y mejor posible.

Poema recitado

+2

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas