Con la gente que está luchando.

En estos tiempos inciertos
con normalidad navegando,
publiquen sus proyectos.
Con la gente que está luchando.

Si están en contra de esto
y el panorama digital les alarma,
compartan sus inquietudes, con calma,
Con la gente que está luchando.

Espero que mi verso ahora,
los encuentre con la familia a salvo,
de lo nuca visto les hablo,
Con la gente que está luchando.

Tenemos el aprendizaje a distancia,
a distancia llega el poema, la canción,
compartimos aplausos por televisión,
Con la gente que está luchando.

¡Cuántos famosos filmando:
monólogos, debates, coros!
Crean el inmortal tesoro,
Con la gente que está luchando.

¿Escasea la harina en el mercado?
¡Porque jamás nadie horneo tanto!
Y sin averiguar el por cuanto,
Con la gente que está luchando.

En el confinamiento actual,
¿Están felices con el picoteo?
¡De las calorías no hay conteo!
Con la gente que está luchando.

¡Cómo caen las bendiciones!
Servicios de recogida, envío de alimentos,
aplazan las deudas, recibos, impuestos,
Con la gente que está luchando.

Y el regalo a la MADRE en su día,
desde casa se envuelve navegando;
Chats, vídeos, sms, única vía,
Con la gente que está luchando.

Esta es mi versión o interpretación del poema:
The First lines of Emails I’ve Received While Quarantining,
Escrito por la profesora de inglés Jessica Salfia en el West Virginia, posted the poem on Twitter on Saturday, desde mis perspectivas en España.