Con cada uno de mis sentidos, completamente

Cada día pretendo atender bien a mis sentidos,
oído presto a cada sonido que intuye sus pasos,
ojos dispuestos a caminar por el sendero de los suyos,
y mi piel temblorosa sintiendo su presencia.
Aún así, aparece, y me sorprende,
cuando no lo espero me estremece,
y cuanto reflejo inmediato debiera ser,
se vuelve incontrolado y desbordante.
Y debiera molestarme este loco pensamiento,
pero no puedo evitar desear tenerlo,
el placer de degustar sus labios,
y respirar su cuerpo,
vivir en él
completamente,
saciando cada uno de mis sentidos,
que se desbordan,
siempre que aparece,
y me sorprende.
Así es,
que me enloqueces.

1+

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas