Cinco para las seis.

Solo dispongo de cinco minutos.
Cinco minutos para que me enseñes a bailar.
Cinco minutos para abrazarte.
Cinco minutos para besarte.
Cinco minutos para viajar.
Cinco minutos para hacer las cosas que no hicimos en una vida entera.
¿Ya dije “cinco minutos para besarte”?.
Cinco minutos para decir mentiras con estructuras hechas de verdades.
Cinco minutos para discutir y a los minutos volvernos a querer.
En cinco minutos podríamos hacer todo lo mencionado, o podría ir a tu mesa y preguntar cual es tu nombre.

Related Articles

Responses