Cielos

Debes irte ocultando si deseas vivir; la oscuridad es como una tormenta de arena y rayos, se acerca y te envuelve en su tristeza. Darían las infinitas estrellas toda su luz para que no viniera, pero ¿oyes el sonido de las tinieblas? Es como el aleteo de las alas de mosca, ¡oh hijo, no te estoy asustando, solo te digo, insisto, ocúltate si quieres seguir vivo!

Jamás estarás solo, ni un solo segundo, pues te amo y toda tormenta, oscuridad o tinieblas desaparecerá cuando yo la ahuyente con mi brazo, y agite fuertemente mi cruz contra ellas y diga en voz alta: ¡Dios mio, te amo!

Mas alguien te rescatará invitándote a cenar, y verás que eres firme en tus propósitos y que debes luchar por el bien de todos, porque no hay otra razón, otra verdad que el amor. Si entiendes esto, lo entiendes todo.

Mira interiormente cuan alto intentas llegar y supera esos límites.

0

Related Articles

Responses