CEREZA DE CRISTAL – Julieta Iallorenzi

El humano es tan complejo,
Por no decir una bazofia y generalizar.
Es atraído por la indiferencia
Y le repulsa la desesperación.
Nunca un punto medio.
Jamas la simpleza
Y reciprocidad como elección.
El autoengaño los lleva a pensar
Que no les mienten a ellos,
Que solo se mienten a si mismos.
Para excusarlos de locos y no de verseros.
Quieren una falacia
Que los ayude a continuar,
Un disfraz de salvación,
Esas personas me dan adversión
Provocan en mi la desaparición.
No tengo curiosidad de saberte.
Espero ni en sueños verte.
Sos una entidad inerte.
Para nada atrayente.
No quiero tenerte.
Con este escrito,
Espero alejarte,
Y suplantarte.
Que no seas parte.
Porque no puedo,
Soportarte!
Y si para espantarte,
Requiero fulminarte,
Sepa usted que;
No tengo miedo.
¡Para mi es un arte!
Es un placer
Que mi detestabilidad
Se desate con vos.
Observa la luna enferma
Sonas tan soez
Bebe la cereza de cristal
Por vos no sucumbo más
Se impregna en tu cuerpo mi ADN
Me agobia tu estupidez
Impactan nuestras sienes otra vez
Aunque me vea reflejada en vos
Ideas cual cometa se iluminan
No me acercaré
El encuentro inoportunamente fugaz
Ni me arreglara
Que ha de repetirse siempre
El mismo que me rompió
En contradicción.
Ideal desligate
Aburrido el que sigue
Espero no necesitarte
No preciso de tu espacio
Ojala ya no te cante
No tenes derecho
Pretendo retirarme
Conozco todas tus mañas
Y no volver a sucumbir
Aunque sea un tabu
Artilugio presuntuoso
Ya no causas efecto
Pretexto protegiendo
Tu vida es monótona
Al sincericidio latente
Medula adolorida
Cariño execrable
Anemonas violentas
Soy una planta de espinas
Exista o no
Tiene fecha de caducidad
Para siempre.

2014

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas