Cena

Vivo azotada imagen
Un espacio de dolor salpicado por espinas
Aquella noche
tus labios emboscaron los míos
Sobre el blanco mantel alzamos copas
Brindamos. Y agitados mirlos alzaron vuelo
Se marcharon con el botín del…
–Debemos separarnos
Te escuché decir
¿Ves? Nadie escapa de su inconveniente (pensé)
Desde ese entonces
(Como un Judas) me entregaste
Estoy en mi Gólgota…
La fatalidad también crucifica.

Related Articles

Anise

Nadie puede decir Que tus ojos febriles Carecen de fantasía Nadie puede decir Que tus pequeñas manos Se pierden en mi nostalgia Nadie puede decir…

Responses