CELESTE

Si lograras entender cuál es el
camino, volverían los pájaros
para anidar en tu vientre.
como lo hicieron en un comienzo
las aves invisibles que el viento
logra dibujar en su remolinar,
una por una, puestas con delicada
pausa, como escritor sabio sobre
cada luz que escapan de tus ojos.
es bello verte venir, es más bello
abrazarte al llegar, como una
noche de primavera , cuando el
olor a violetas, llena el espacio de
aromas silvestre, y una por una se
van apagando las estrellas, es ese
instante mágico, en el cual los
silencios hablan entre ellos, qué
nosotros somos un ,par de amante
envueltos en mareas blancas,
escapando cada uno de su razón
para ser libres y sinceros sin tener
que pronunciar palabra alguna,
sin tener que esconder versos en
cajones con llave.
Si lograras entender, después,
cuando la cascada llegue a un
remanso, cual es el camino, tu
primera versión de mujer libre
tendría mi nombre, tendría mi
amor encarcelado en tus ojos,
que de puros, son pájaros invisibles
anidando en tu vientre, míos
como tú, como el Celeste de tu
mirar, como el profundo universo
de tus placeres entregados a mi
para que seamos felices, esta
pequeña eternidad y la otra, esa
en la que no habrá ni llegada,
ni despedida, no habrá ausencia
no habrá otro camino, más que
el que decidamos seguir, endulzando
la breve vida y la eterna inmensidad
coloreada de tu mirar, celeste como
espejos de agua, que reflejen de
nuestro amor, lo mejor de nuestro
amor.
Andrés de Lua

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas