Ella es una chica rara, su mente y corazón son de otro planeta, no sé cómo explicarlo, pero ayer, conversábamos en la calle y pude percibir cómo la gente a nuestro alrededor desaparecía, y yo comencé a flotar, estaba siendo abducido por su mente y me llevó a ese cavilar momento donde nacían las constelaciones de ideas propias, pensamientos únicos que ella no lograba compartir con nadie, porque era de otro mundo, de otra galaxia, diferente a lo que el sistema de este mundo predicaba. Básicamente, lo diferente en este mundo tan común, tiende a caminar solo y es lamentable… Pero ayer sentí verdadera compañía, verdadera intimidad, ayer fui abducido y perdí la noción del tiempo, ni siquiera tuve tiempo de revisar algo tan terrenal como mis notificaciones en las redes… Ayer tuve verdadera compañía, de una chica rara… Un momento cavilar… Un momento cósmico.

—Eloifluye.

0