Te escribo porque no existe otra forma más de poder acariciarte,
Porque la distancia que nos separa es enorme y de mi mente no puedo sacarte.
Los duros días que he pasado son tan fáciles contigo cerca,
Aunque estés lejos, y no sepa qué hacer, mi mente es terca.

He abandonado cada parte de mi terquedad y mal humor,
Y lo hago para cambiar mi forma de ser, de dar y recibir amor,
No sé qué estoy haciendo, ¿enamorándome de una ilusión?,
Pero es que en tampoco tiempo te has vuelto mi pasión.

Permíteme conocerte, permítete de nuevo sentir cariño,
El amor no es más que sentirse de nuevo como un niño,
Es duro empezar de nuevo, yo lo sé, pero es reconfortante,
Y es que lo repito, no hay nada mejor que el amor, es lo más importante.

Además seamos sinceros, ¿Qué hay mejor que el amor?
Y, ¿qué hay peor que perder el amor sin siquiera intentarlo?,
Nada, no existe fortuna peor que el hubiera, que el temor,
Tranquila, sé que paso a paso, esto que quiero, vamos a lograrlo.