Canario

Enloquecer, en este cuento, en esta fábula,
no me importa, nunca fuimos afines,
lo que pasó, noche sonámbula,
fue descartar todo camino posible

Preparaba yo ese paraguas
para darle cabida a los delfines,
mas me decías, “estoy exhausta”
mientras te jactabas “falsos perfiles”

He allí solidaria, flexible, incauta,
entre otras cosas, insensible,
dabas el cante, ¡oh nota fatua!,
de tus conductas poco sutiles

Finalmente me cansé, tarea ardua,
activaste forzoso ese fusible,
suplicando entrar en la jaula
y la vez gritando ser libre.

Related Articles

Moreno

Con papel y tinta estoy haciendo que esta historia nunca se acabe. Quiero por siempre recordar este capitulo. El capitulo donde nuestras almas se conectaron, nuestros destinos se cruzaron y nuestros cuerpos se embriagaron.…

Responses