Caminos encontrados

En este camino de pena,
de alegrías, y de problemas,
encontramos otras sendas
parecidas a las nuestras,
con sus curvas y sus rectas,
de salud y enfermedad llenas.
¡Qué tela de seda tan bella!
Sin fuerzas y con arrugas,
podemos darnos ayuda,
o hacer cada uno la suya.
Solos, muy solos algún día
nos hacemos compañía
viviendo así la vida
con emoción y alegría
u ocupados con tonterías.
Vivas vidas compartidas
u ocasiones perdidas
decisiones de cada día.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas