Cambiar para cambiar

¿Por qué tanta borriquez?
¿Para cuándo la sensatez?
Canalizar la energía.
Sí o sí, valorar la vida.
Tanto la tuya como la mía.
¿Acabar con una vida?
bueno, en defensa propia,
de los tuyos, y tu morada.
Para lo demás, mente en calma,
con toda la energía y ganas
para dar la batalla,
de forma proporcionada,
dejando el uso de las armas
como último recurso,
empezando con la palabra.
¿Por respuesta la callada,
y luego por las bravas?
Hay muchas cosas malas,
hay personas malas,
que no quieren cambiar nada,
porque son las beneficiadas,
vía leyes elaboradas.
Leyes que son humanas.
¿Quieres cambiar las leyes?
Pues hay formas de hacerlo,
peleando, y convenciendo,
sin armas, con las cosas claras.
Dáte cuenta, miremos bien,
a los lados, enfrente,
las personas, la gente.
Trata de convencerte,
trata de convencerles.
No dejarlo todo igual,
es seguro, de lo mejor
que podemos dejarles.

0

Related Articles

Que duro es cuando por momentos en tu vida te sientes más fuerte que nunca, que esta vez nada te detendrá, que ya todo sigue…

Responses