Siempre que piso las hojas caídas,
Siento que aplasto cadáveres de la flora.
Moras moradas,
Como mis pieles marmóreas,
El jugo es la sangre de la fruta,
Será sádico el que disfruta.
Son parte nuestra,
Cuerpos distintos
En otras formas,
Con otra sutil
Elocuencia y morfología.
Otras vidas que afloran
Otros muertos sin responso
Otros difuntos sin entierro.
Como caídos en combate
Embestidos y aplastados por personas
Como tormentas sin piedad
Los pies éranse
Féretros de la flora
Que sin misa los pisa
Y se dan prisa
Así no los rememora…

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS