Camina por el deseo de hacer la diferencia,
De los que arranca su corazón para oír el latido ajeno.
Presente en las fronteras de la luz y la oscuridad, recordándoles que existe un limite,
Portando su espada afilada por los mismos que intentaron quitársela, su escudo opacado por su aliento húmedo al respirar, inteligencia fosforescente, compromiso imposible hacia sus convincciones, ingenuo pensamiento de amor acompaña su soledad, así camina el caballero solitario pensando en encontrar su compañia.