Ya hice mi buena acción del día
Sin mi cooperación ella nunca
Hubiera cruzado la calle.
-Quisiera creer que era
Dios encubierto,
Poniéndome a prueba
Y yo la pasase satisfactoriamente.-
Ya hice mi buena acción del día
Y en ellos esta mejoría
Durará toda la vida.
-Pero Dios…
El, solo pone notas
Y el numero final, su resolución
Solo sera sabido cuando ya no importe
Si en alguna de tus buenas acciones
Si alguno de los beneficiarios
Te haya anotado y remarcado
En sus listas negras.-
Ya hice la buena acción del día
Aunque inesperadamente
Se volvió en contra mía.
Siempre que ayudas
Con algo te cargas.
Un karma oscuro me cubría
No por acción mía, se que no me pertenecía
Sino por esa la culpa dolosa…transferida.
Gracias a mi buena acción del día
Así se convierte un protegido
En un enemigo que ansía cacería
Ayudándolo, dándole esa cercanía
Necesaria para un ataque
Quizá al cruzar la calle
Quizá al atravesar las puertas
De los íntimos umbrales
Transmutandolo
En la mejor versión de si mismo
Tal vez querrá
Que nadie de pie en la tierra
Recuerde su peor versión
Y tema que tu la pongas en exhibición
Y tu nombre así resaltará
En una lista negra
En un odio pendiente
Y nunca sospecharías
Ser remitente
De tal impronta demente
No pensarías receptor y proyectil
De su lado malvado.
Nunca le temerías a quien haz ayudado
En otra de tus buenas
Acciones del día.
Y Dios cruzaba rápidamente la avenida
Yo no pude, me ancló en la mitad
Arrojó a consciencia una manzana
Al suelo sabiendo que mi decencia
Me haría detener para levantarla.
Ahí noté su paso acelerado
Y su risa macabra
Observando la trágica escena.
Cuando se acercó socorrer no intento
Solo huntó la manzana
Sobre mi boca que imparable sangraba
Y se relamió.
Fue todo tan claro
No era el karma
Ni la carga energética
Transferida
Es que Dios y el Diablo
Usan los mismos disfraces.
Y por alguna clase de
Punto en común que tengan
Ambos rastrean y necesitan de
Las buenas acciones,
Para cruzar una calle,
Para colarse
En nuestras profundidades,
Transmutandonos
Volviendonos
Sirviendonos
En un banquete que es imperteptible
De un modo tangible.
Y como consejo esperanzador,
Si el mal existe, el bien también
Con mismo poder y distinto corazón
Aunque tienen algo de razón
Los que dicen que el Diablo llega antes
Personificado por la señora
Que me insistía de cruzar el asfalto
Y dios quizá fuese interpretado
Por ese hombre salido de la nada
Que gritaba ”alto”
O el saturnino gato negro
Que contemplaba espantado.
¿Cuántas buenas acciones
Apuntadas en listas negras,
Habrán visto sus espirituosos ojos?
No obstante nada hace para evitarlas
Del mismo hecho infausto
Los dos se alimentaban
Uno se nutre
De la bondad que sobra
Y el otro, de la que falta…

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS