Me refiero a ti, quien bajo un amanecer hermoso revelabas tu esencia.
Como un sueño utópico sobre las nubes del éxito
Tan enamorado ambivalente padecías de amnesia
Cuando reclamabas amor en un libro decrépito.

Tu voz cantaba de esperanza recóndita
Neófito eras cuando emprendías el viaje hacia el cielo
Confiabas en tu alma como brillante lucero
Cuando pintabas la bitácora de un corazón puro y sincero

Hoy emprendes un camino trascendental
Con una nueva bitácora de ilusión
Disfrutarás la dicha de la vida como el renacer de un manantial
Porqué sutilmente te enamorarás por pretensión

No olvidarás las sabidurías de los que encaminaron el timón
Tampoco olvidarás los congéneres que construyeron el barco de tu felicidad
Ellos confiarán en tus virtudes y aptitudes con noble emoción
Y serás el gran discípulo de la excelencia y la prosperidad

Me refiero a ti entusiasta alumno
Que eres hoy el protagonista del linaje de tu suelo
Recuerda siempre el consorcio que emprendió el duelo
Para la construcción que emana un universo de paz y anhelo.