Benditas heridas

Los días que nos vimos odiando las despedidas
En mi trayecto a casa con las ideas metidas
Pensando en cosas que ya daba por perdidas
Tratando que mi mente no piense en esas mentiras

en aquel momento que te vi, todo cambió
fue por casualidad, fui yo el que lo vio
pasando por tu calle esta vez estábamos
y te encontré con él mientras caminábamos

no puedes negar que trataste de ignorarlo
en cuanto pase intentaste pasarlo de largo
pero realmente no fue así todos pudimos notarlo
se acabó mi tiempo y tu corazón no puedo tomarlo

0

Related Articles

Responses