BALASTO

Me duele la espalda
de tanta carga.

Tantas piedras como años,
tantos años como valles
yermos y oscuros.

Peregrino de un camino
sin destino.

Seré indulgente
conmigo mismo
y algún pecado irreverente
a tientas resolveré.

No me juzgues
si tiro lastre al rio seco,
si descanso noches
y si duermo penas.

Seguiré arrastrando
aunque lastime tanto,
con un sorbo de agua
aguantaré el camino.

0

Related Articles

AÑOS

Tantos años librando batallas y aún tengo heridas abiertas que otros me han infligido, oscuras laceraciones que de otros tiempos he traído… Tantos años de…

Calma

La calma que contemplo en tan inmenso paisaje de espesura colmada de verdes trazos y amarillos llanos, de cantos, susurros del viento, ramas secas y…

Responses

Ir a la barra de herramientas