Descarapelada,con los dedos en la boca.
siempre con la blusa sin mangas manchada de lagrimas
como de pequeña, hundida en esa niñez que fue una mierda.

olvidada, bajo la cama acariciando las tablas de la cama
una muñeca de piernas ágiles para bailar, amando el ballet
un presagio para el futuro, el que deseaba para escapar.

del abandono, de las casas pequeñas que inventaba, ahí era feliz.
hasta que las rompía, tal vez eso era la felicidad.
casitas con gente invisible, que le decían que era hermosa y que la abrazaban como los hombres que le dejan ahora dormir una noche después de follar, esos con las pollas grandes.

aprendió que el viento y los castillos embrujados llenos de fantasmas con brujas solas y malvadas, son su refugio, se parecen a su madre, igual de mágicas, irreales, escondidas en la inmensidad del caos, decidió ser la monstrua del foso, la dragona, nadie le puede hacer daño, su fuego ,su grito se escucha hasta el infierno, porque aprendió que los demonios son sus únicos amigos.

El rojo y el negro sus colores,su vida la danza, sus piernas, su mundo.
La risa su poder absoluto, su belleza letal y atrayente su arma.
una pistola de veintiocho años lista para acabar con todo.
bailando en el tubo, un tabledance de luz roja,las manos de los clientes, de maniquies con billetes en la mano, ella lista para quitarse la ropa, al fin son dolores pasajeros se irían como de niña, cuando se dejaba picar por las hormigas, cuando se cansaba, inundaba el hormiguero, o de lagrimas bañaba su blusa,cuando su padre se iba de casa, el carro aceleraba como si nunca fuera a volver.

y ella nunca volvió.
se quedo sola entre tanta gente.
tantos novios fallidos, que le dan risa ahora.
yegua salvaje llena de libertad, que tal vez nunca quiso, la casita de sabanas y sillas, terminaba en túnica, y las sillas en su publico.
ahora el vello púbico le hace una sombra mágica a su sexo, la venus de hielo, perfecta, dibujada desde siglos atrás, un misterio.

la que nunca sera la madre de tus hijos ni de los de nadie.
la virgen mostrando los senos, de oro, de fuego.
game over perro, si ya no traes pasta no me jodas¡¡¡
esta muñeca se va por el valle,sus piernas son inalcanzables.

y ella nunca volvió a la playa,se quedo en el fondo del mar de la ciudad,de la babel que escurre mierda, como su niñez, perfumada de soledad como un alcatraz blanco, como su sexo, como el barquito de papel que hundía en la pileta del agua,letal, le dio de beber a los locos del barrio,le dieron nombre y hogar, y ella bebió del alcohol,su suerte y su muerte, adornada por miles de luciérnagas, en una tumba abierta, jugando a la vampira, la oscuridad de la scorpio creada para matar,la dueña del mundo,la invencible, como la música,viajando por el aire,encontró la inmortalidad.