AYER

Hubiera querido dibujar el cielo
relámpagos continuos incendiaban las aguas de mi Río…
tenebroso y altivo… seductor y secreto
sumergí mis recuerdos para sentirme joven…
y emergieron los sueños de un tiempo sin distancias;
dulce melodía me embriagaba,
y cual canto de sirena enamorada, me atraía a lo profundo del abismo…
entonces sentí aromas de un ayer amanecido,
rostros confusos que el viento abanicaba…
quizás era el momento de romper el misterio, de encontrar a Dios en lo infinito…
de perderme en la noche equivocada…
pero no pude… no pude dibujar el cielo…

+1

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas