Ay de ustedes que lloran

Para decirte que nuestro amor es sincero, que estás en medio del cielo sin ayuda, nadie tiene fe y se han sacrificado corderos. Se abrazan los malos y los buenos, todos unidos, no morirás brillando en la nada, verás que nadie gozará si tu no eres feliz. Soy un tonto, un monstruo, una sombra, otros tuvieron mejores cosas y rieron en el tiempo, no había ganas de ser y ahora se añora terminar de una vez por todas la unica tortura que se ha aguantado. Aquí en la tierra que está llena de sangre, ¿cómo esperas que navegue el mar si el cielo está negro? Daría una noche solamente para hallar el olvido y nunca volver a recordar este sufrimiento. Para algunos no debería ser tan cobarde, pero acaso debería amar el dia y perdonar todas mis ofensas, creyendo así oir la misma odiosa tormenta acercarse. Mirando bien en no ser otra vez un tonto, sabré perderme donde nadie pueda hallarme, morir solo a veces lo unico que demuestra es que no soy orgulloso, sino que no soy fuerte en demasía… No realmente nos debemos jugar el sueño de cargar el mundo, rogando en la tristeza al niño que no recibió atención y liberarlo de nosotros mismos, del mal. ¿Alguien me enseña a no morir sin antes mirar atentamente?

Related Articles

Notas

Para despedir la rabia, estaremos nutriendo el sentimiento puro de amor, que es también sueño eterno, no los ciegos logros sin antes ir firmes buscando…

Responses