Aprender de ti

Aprendi de ti que el amor no es un juego,es [...]