Mi pecado

Me atrevo a decir que no hay nada más ruin [...]