LA ECLOSIÓN DEL EROTISMO

Mientras observo tu cuerpo, detengo la respiración para no interrumpir [...]