Te aprendí a amar cuando supe que éramos menos que [...]