LA MUJER ES CIMIENTO Habiendo Dios creado el universo, lo [...]