No le importó al viento Ese profundo agujero negro, Al [...]