Estar…

Habían días en los que no quería pensar en el [...]