Anima mea

Sentir puede herir, Quizás es complejo predecir, Si debes permanecer [...]