Mientras la muerte me observaba con su penetrante mirada fría [...]