La libertad del reo

¡Rema, galeote,rema! No escuches la voz que siembra tierra yerma. [...]