Mis fantasmas legendarios

Aquí, en esta plaza que otrora fuera dicha y abrumadora [...]