Tal vez

Fuego en tu piel oro negro en mis manos de [...]