Lo que se llevó.

Eres como un racimo de flores, Ardiente y brillantes, Como [...]