Cordones

yo no recuerdo en que momento te convertiste en lo [...]