Diablo en mi morada

Despierta como humano, escucha el canto del mundo en la [...]