¡La guerra mata pero no construye!