La tinta de mi pluma

Mujer, te encontré sin querer, llegué a pensar que mi [...]