Asco

Se apodera la envidia de mi,
cualquier mirada es sospechosa
hasta de los amigos desconfío
sus risas detrás mia
resuenan caminando solo.
Ansioso, imposible relajarse,
me siento endeble, intranquilo
asediado por el miedo,
sintiendome menos.
Piden fuego y sangre
gritar, que coño he echo
desnudo entre tanto disfraz,
le traicionaron y ahora,
no confía en nadie
Aveces ni en el mismo
Ve su mayor enemigo ante el espejo.
El juez que será juzgado
por creerse más listo,
pero es cierto que el miedo,
te nuble la mente
y aveces la enciende.

Related Articles

Responses