Perdido, yo me encuentro
En la nada que es mi todo
Y aún con el sentir muerto
en la eterna noche que es mi día,
sigo vivo por dentro
El aburrimiento, mi alegría
El silencio, mi canción
Y en una paisaje remoto
guardo mi salvación