De aquel pensamiento tan tonto y perdido
Nacio la pasión, la ilusión, y el olvido
Yo sigo buscando en un mundo perdido
Esa emoción que sentía de niño.

Aquella luz de esperanza vivida
Que le llenaba de fe a mi vida
Que en mi cabeza se entregue a un verso suicida
Y que intente buscar una salida.