Aprendimos?

Ojala que el destino sea abrazarte de nuevo que el tiempo sea lento y caminar a tu lado.
Ojala que la luna nos de luz a la hora del recuerdo y nos haya enseñado a soñar mirando al cielo.
Ojala haya aprendido de este sufrimiento viendo las gotas de ojos que no llegaron a decir adiós a sus seres queridos.
Ojalá haya sabido derramar orgullo al escuchar la musica de unos aplausos q no deberian tener final. Ojalá me hagas sentir, creer, llorar, reir, cuando vuelva a verte y el reloj se pare en ese abrazo que durará una vida.
No pierdo la esperanza de que el viento me acaricie recorriendo mi alma, convirtiendome en sensible, y q el sol nos ilumine haciendonos luchadores entre piedras y niebla siendo mejores caminantes.
Esperare que esta lluvia haya limpiado el alma de todos convirtiendonos en seres solidarios, humanos, seres de verdad, seres que crecimos entre el sol y la tierra y formemos castillos de humildad. Yendo codo a codo como hermanos tratando de sanar heridas que nos hicieron las ofensas del pasado, esas ofensas de mirar hacia otro lado mientras q vos, aquel y el otro, padecían en silencio un dolor que nadie vio.
Espero que la nostalgia se convierta en el escudo de aquellos recuerdos, consejos, cariacias que nos dieron esos grandes guerreros, esos guerreros de las mil batallas, aquellos de muchas arrugas que en esta guerra les toco acercar sus almas hasta el cielo.
Ojalá que mañana no se vuelva a parar el tiempo y que esta lección de vida haya valido la pena, haya tenido sentido, haya llegado a la meta.
Espero que el tiempo no cambie de rumbo, sino, que empiece de cero. Que mi pena se congele por no haber podido decir adios a aquellos heroes que los hemos transformado en números, y que tal vez no le dimos el valor de todo su valor.
Mañana cuando todo esto pase le preguntaré a mi pecho si entendió todo esto de vivir del recuerdo, la nostalgia, del anhelo del que será, de lo que no hicimos bien o de lo que hicimos mal.
Ojalá que mañana no volvamos a olvidar a los que dejamos de lado por andar sin mirar, por decir sin pensar, por pensar sin sentir, por correr sin parar ni un segundo a escuchar lo que aclama su voz.
Espero que mañana, después de esta sombra húmeda llamada tristeza choquemos con otra realidad, y se nos haya caido el egoísmo en un abismo de valores perdidos. Que recuperemos nuestra ganas de creer que lo que tiene valor casi nunca tiene precio.
Espero que despues de esto despertemos valorando la sonrisa de una madre, abuela, un hermano, padre, un hijo, un amigo. Espero que hayamos entendido que hemos dibujado con el codo los limites, las fronteras, la distancia y diferencias entre nosotros, y que toca borrar todo con la mano.
Recordemos el pasado y entenderemos este presente, y tal vez y ojala, mejoremos nuestro futuro.
Ojalá que mañana cuando este tiempo pase los colores de mi bandera sean los mismos que los tuyos, que sea un color único pero con todos juntos. Que las tormentas no maquillen las miserias del pasado y que la lluvia limpie nuestras almas. Que los poros de la vida respiren justicia y que el punto de partida sea igual para todos.
Mañana cuando despierte de este momento oscuro, espero haber aprendido a darle valor a todo aquello que dejé en un rincón por buscar lo que valoré por su precio.
Ojala que mañana caminemos todos juntos, no olvidemos a nadie y hayamos crecido como seres humanos, como hijos de un mismo cielo.
Cuando este cristal opaco de un laberinto que nos tiene atrapado, nos devuelva a nuestro espacio tiempo, entonces, tal vez hayamos entendido que la felicidad debe ser justa para todos,y asi ya no sera un ojalá. Será un, “esto si.
Ahora si, aprendimos

Yo, César

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas