Ante la Vida, Ante la Muerte

Tierras molidas por el tremor de los gemidos,
arrancadas las vidas de los hombres
aquellos alzados en los frentes
que mienten, y sollozan a la muerte.

Abrazados,
como hermanos de madre, como estrellas al cielo.
Frenesí del clímax, como gallardos océanos,
angustiosas aguas, los hombres contra su destino.

Cornetines a lo alto, desgarrados,
miradas al suelo, perdidos, de rodillas al cielo,
separados en vida, escurriéndose ante la muerte,
esperando, envalentonados, hasta la última vaina
que los arroje al cielo, y al fin los redima.

0

Related Articles

Responses